Terapia Gestalt

Recupera el equilibro emocional con la Terapia Gestalt


La Terapia Gestalt hace énfasis en recuperar las posibilidades personales y desarrollarlas, con la única intención de recuperar el equilibrio emocional en momentos difíciles de la vida, en momentos de crisis personales o relacionales, también cuando aparecen síntomas.

El principal objetivo de la Terapia Gestalt es desarrollar la capacidad de estar centrados en el presente, es decir, en el “aquí y ahora” de nuestras vivencias, y es esto mismo, lo que pone de manifiesto los condicionamientos emocionales y los temas pendientes de resolver, que impiden desarrollar nuestra capacidad ante los conflictos actuales, así como, de disfrutar de la plenitud que nos ofrece la vida.

Es una vía de exploración y experimentación personal, un camino hacia a uno mismo, a mejorar la capacidad de vivir, a conocerse mejor, a gestionarse tambien mejor, volviendo a recuperar las propias necesidades, posibilidades y como no, la espontaneidad de nuevo.

¿Qué beneficios obtengo en la terapia. La psicoterapia promueve un cambio interno en el cual, el individuo se vuelve más consciente de sí, se conoce mejor. La Psicoterapia Gestalt trae a nuestras vidas un sin fin de beneficios para vivir una vida más plena, feliz y congruente con quienes somos, hacemos, decimos, sentimos y pensamos. Podemos resolver de una manera más tranquila cualquier evento de nuestra vida. Mayor salud física, emocional y mental. Mayor conocimiento de uno mismo y por si fuera poco, se incrementa la capacidad de amar, amarse a uno mismo.

“El principal objetivo de la Terapia Gestalt es desarrollar la capacidad de estar centrados en el presente, es decir, en el “aquí y ahora” de nuestras vivencias, y es esto mismo, lo que pone de manifiesto los condicionamientos emocionales y los temas pendientes de resolver, que impiden desarrollar nuestra capacidad ante los conflictos actuales, así como, de disfrutar de la plenitud que nos ofrece la vida.”

La Psicoterapia Gestalt trae a nuestras vidas un sin fin de beneficios para vivir una vida más plena, feliz y congruente con quienes somos, hacemos, decimos, sentimos y pensamos. Podemos resolver de una manera más tranquila cualquier evento de nuestra vida. Mayor salud física, emocional y mental. Mayor conocimiento de uno mismo y por si fuera poco, se incrementa la capacidad de amar, amarse a uno mismo.

Llámame
Escríbeme