¿Estas triste, deprimido, apático?

En seguida se te aconsejará hacer un poco de deporte. ¿Te enfadas con facilidad, pierdes el norte y entras en cólera? Te dirán, sal a correr, practica alguna actividad corporal, baila, grita, salta! A cada estado de ánimo no le corresponde una actividad física, pero sí que la actividad física ayuda a mejorar el ánimo.

Todo movimiento corporal,  activa el ritmo del corazón, altera la respiración, impulsa la temperatura corporal, excita las hormonas, bombea la tensión, activa a los músculos y moviliza al cerebro. Imagínate cuantas cosas en el mismo momento! Por eso se recomienda, porque media hora o una hora de actividad física o deportiva te regenera en todas estas cosas. Así pues, cuando la persona se ve ceñida en cierta negatividad o descontrol emocional, el ejercicio apoya a su equilibrio natural.

La actividad física consume el cortisol (hormona del estrés) y así el cuerpo produce endorfinas (hormonas del bienestar) necesarias para que las reacciones negativas no acaparen la conducta de la persona. Cuando esto ocurre, la energía de la emoción pasa por el cuerpo y permite expresarse sin tener que forzar o buscar una forma de controlar o tensionar.

Sencillamente pasa.

Activando el cuerpo, abrimos una puerta a la expresión y nos ayuda trasformar la vida emocional. Veamos pues las emociones que nos dominan y que suelen ser las que más nos afectan en la vida cotidiana, para dar paso a una actividad adaptada a cada caso. Sin olvidarnos del placer que puede producir esta “puesta en marcha” en una actividad o deporte; obviamente mejorar el estado físico, también es un “chute” de autoestima, una forma nueva
de sociabilizarse, mejora el humor, te abre la creatividad….

Cuando tomamos conciencia que no es lo mismo “pasar a la acción” que “esperar que algo ocurra”, cuando nos damos cuenta que cuando empezamos a dar el primer paso el mundo se abre dejándonos un lugar, algo comienza a cambiar…

Tristeza, apatía, depresión, rabia, miedo, ira…

Yo no diría que hay que esforzarse en no estar triste, pero cuando la tristeza se apodera muchos de nuestros días o está bastante presente, es importante volver a recuperar su polaridad, la alegría. Y para ello, lo mejor es buscar un ambiente lúdico, las personas, la compañía. Una buena actividad como ejemplo, sería ir a bailar salsa. Lo que hace falta para salir de la tristeza es activarse, estar en contacto, ya que la tristeza o la depresión tienen una cierta tendencia a la  inmovilidad y a encerrarse en uno mismo. En estos casos muchas veces propongo bailar, ya sea salsa o cualquier otro baile o danza, pero sobre todo aquellos que son en grupo o en parejas, por lo de la comunicación y el contacto, también los talleres de risoterapia, pueden ser una muy buena alternativa, o cualquier  actividad que consista en aceptar la imperfección, equilibrar la responsabilidad con el otro, y la comunicación o
interacción con otros seres, ya que la tendencia es a refugiarse y despreciarse.

Para la rabia lo mejor es correr! Decía uno de mis maestros y con el que estoy completamente de acuerdo. Y añado el trekking, por qué? Porque creo que esta actividad incluye 2 cosas muy beneficiosas para la ira, la respiración y la naturaleza. Nadar, respiración y naturaleza. La ira necesita ser respirada, así que cualquier actividad un poco más individual, que nos permita estar más en contacto con nuestros músculos, con el aire, con los árboles o con el agua, nos aportará ese equilibrio de poder estar entre; el estar contigo y con el entorno.

Deportes afines

emocioones_deporte2

Ahora en veranito, la posibilidad de poder disfrutar del sol y de la playa para nadar, navegar, pasear o improvisar un partido de palas o de vóley, es otra buena idea para hacer solos, en pareja, con amigos o en familia. La música, todos sabemos lo beneficiosa que llega a ser, así que realizar una actividad física con música, como ahora tan de moda,  zumba o alguna clase aeróbica que ofrezcan en tu gimnasio donde usen la música para motivar el ejercicio, pueden ser de lo más lúdico y tónico que tu cuerpo necesite. Para los que somos adeptos a correr, este deporte es el más eficaz antidepresivo, y en verano es perfecto para practicarlo al aire libre, en la naturaleza y con amigos.

¿Sabías que hacer deporte nos drena no solo por fuera sino también por dentro? ¿Te sientes mejor después de mover tu cuerpo o hacer ejercicio? ¿Qué deporte sueles practicar?

Comparte tu deporte y tu experiencia con nosotros!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

¿Te ha gustado?

Compártelo en redes