La Autoestima


En ocasiones, la persona no encuentra ese apoyo sanador en su entorno cercano, no haya la forma de respetarse, de cambiar sus creencias negativas y de potenciar o desarrollar las positivas, de ver o tener consciencia de lo bueno que hay en sí mismo. En dicha situación, el apoyo de un terapeuta y el aprendizaje a través de la relación terapéutica, con esta figura de referencia para la persona, puede ser el inicio de un camino de cambio para quién siente dicha necesidad y está en el proceso de búsqueda de cómo hacerlo.

No había conocido un documento gráfico que manifestara tan bien LO DIFICIL QUE ES AMARSE A UNO MISMO (ESO QUE LLAMAN AUTO-ESTIMA: o estima a uno mismo) CUANDO UNO NO SE HA SENTIDO AMADO (uno puede haber recibido amor, sin sentirse respetado-aceptado tal y como uno es, sin recibirlo en los términos en los que uno los necesitó al inicio de su infancia y adolescencia, sin sentir ese sostén tan básico y necesario que proporciona un apego seguro y todos los beneficios que éste da a la persona conforme se desarrolla y posteriormente como recurso en la vida adulta).

Te dejo con el vídeo, y te deseo A TI, que en este momento lo vas a visionar, que encuentres tu propio mensaje de riqueza personal para ti:

Los 9 ejercicios que te ayudarán a mejorar tu autoestima


Las siguientes actividades de autoestima son para ser jugadas, no para ser sufridas. Estos trabajos conviene realizarlos como una exploración, un camino que recorrer con expectativas optimistas y con esta intención propongo estas prácticas, desde el juego.
Estos ejercicios de autoestima se pueden realizar en soledad y en la intimidad de estar conmigo mismo o también puedo compartirlos con alguien de confianza.
No es posible hacerlos mal.
Tampoco existe un orden específico, así que puedes realizarlos de manera independiente.
Lo principal es que las tomes como un juego que construye y te diviertas y explores en el proceso.

Actividad de autoestima 1

Apreciación

Esta actividad consiste en encontrar cualquier cosa que tenga valor. Me propongo encontrar al menos 21 cosas y las escribo.
La intención es que logres cambiar tu manera de ver la vida y apreciar cada vez más y desprecie cada vez menos.

A.- Sentarme en mi habitación o en cualquier lugar de tu casa y observar lo que te rodea.
Ejemplo: “Me gusta esta cama, disfruto este silencio, me gusta como huele l habitación, la temperatura es buena, ese libro es genial, este es mi pantalón preferido,etc…”

B.- Apreciar a una persona en su presencia o su ausencia.
Ejemplo: “Me gusta tu sonrisa, aprecio cómo te vistes, valoro mucho lo que me dijiste aquella vez, eres honesta, simpática, aprecio que buscas siempre lo justo, tu mirada es transparente, vistes muy alegre, etc…”

C.- Escribir una lista de las cosas que aprecio de mí mismo.
Ejemplo: “Soy responsable, me gusta mi pelo, soy capaz de amar, soy bueno en las matemáticas, sé ahorrar, soy buen compañero de piso, me gustan los animales, la naturaleza, acepto mis debilidades, disfruto la compañía de tales amigos, etc…”

Puedo inventar muchos otros ejercicios de apreciación si me lo propongo.

Actividad de autoestima 2

La esencia

Es ideal si puedo hacer esta actividad con otra persona cercana de confianza. Pero igual puedo hacerla solo, eso sí, frente al espejo, diciéndoselo a quien tengo frente a mí, es decir, yo.

“Respiro profundamente y me inspiro. Por encima de todas las pequeñeces, defectos y limitaciones que en otros momentos pueda observar en ti, en este momento lo único que quiero es ver tu mejor parte. Te veo a los ojos y traspaso detrás. Observo tu energía pura, vibrando, viviendo, fluyendo. Percibo la grandeza de tu ser, puedo ver tu fuerza interior, tu sabiduría y tu libertad aunque no la manifiestes con frecuencia. Puedo sentir la grandeza de tu ser. Respeto profundamente eso que observo, tu eternidad, tu alma, tu parte más sabia e inspirada. Puedo ver claramente tu potencial y me asombras. Te quiero, te aprecio tanto…”

Actividad de autoestima 3

Momentos de mi vida
Lista de nueve momentos en mi vida en que he tomado una decisión, asumiendo el control de mi vida.

Ejemplo: “Aquella vez que le dije a mi padre tal cosa…, cuando elegí cambiar de carrera….cuando me alejé de mis amigos porque queríamos cosas diferentes…el momento en que corté con aquella novia… cuando decidí que ya era hora de cambiar de trabajo…”
¿Puedo recordar la emoción que sentí en cada uno de esos momentos? ¿Puedo permitirme sentir esa emoción ahora?
Si me siento bien he identificado algo bueno. Si me siento mal, lo suelto y busco otro ejemplo que me haga sentir bien. Lo importante es traer al presente esas emociones tan positivas.

Actividades de autoestima 4

Afiche de la vida de mis sueños.

Este ejercicio consiste en reunirse contigo a puerta cerrada y revisar en profundidad la dirección que lleva tu vida.
Plantéate las cosas que quieres lograr, es decir, tus metas
​E inicia el proceso escribiéndolas. Crear una lista sin preocuparme todavía del orden final. Simplemente déjate soñar.
Es muy importante para este afiche, que te enfoque en lo que quieres, sin darle importancia a cómo lo vas a alcanzar. En este momento no importan los obstáculos ni las limitaciones que aparezcan para alcanzar todo aquello que quieres.

Incluir todo lo que sea importante
Revisa la siguiente lista para que nada vaya a quedar por fuera:

  • La apariencia de mi cuerpo físico
  • Mi condición física – resistencia, flexibilidad, etc.
  • Mi estado de balance – salud
  • Mis relaciones: pareja, padres, hijos, familia, amigos
  • Mis relaciones laborales
  • Mi trabajo o estudio
  • El dinero
  • Mi éxito
  • Mi autoestima
  • Mis emociones
  • Mi capacidad mental
  • Mi crecimiento personal
  • Mi crecimiento espiritual

Confirmo y reconfirmo que cada punto que incluyo, me genere una energía constructiva y positiva

El afiche de la vida de mis sueños
Ahora, reúne unas cuantas revistas y busca fotografías, dibujos, símbolos o frases que representen cada cosa que quieres.
Puedes hacer tus propios dibujos y puedes tomar fotografías de cosas o situaciones parecidas a las que quiere. Puedes sacar fotocopias de libros, imprimir imágenes que encuentres en la Internet, mezclar dibujos y jugar con todo esto. Cada cosa que te parezca que puede servir, inclúyela. Al final, para construir el afiche de la vida de mis sueños, voy a seleccionar de todos los recortes, fotos, dibujos, lo que mejor represente cada una de mis metas.

Me organizo
Una vez seleccionadas las mejores imágenes, busca organizarlas de una manera agradable. Sobre una hoja de papel en blanco ensayo diferentes opciones.
Empiezo a componer el afiche de la vida de mis sueños.
Una manera muy efectiva de hacer esta composición es el método concéntrico: En el centro ubico la imagen de la persona que quiero ser, de cómo quiero sentirme la mayor parte del tiempo. Es lo más importante.
Alrededor de esa imagen central van todas las otras cosas.
Esas otras imágenes las relaciono entre ellas si es posible
Con todo el material listo…

Una vez que tengas el afiche organizado en la manera en que sientas que te gusta, pega cada imagen con celo que permita despegarse en cualquier momento. Puede que mañana tal vez quieras cambiar algo y entonces sólo despegas la imagen correspondiente, reacomodas o sacas otra fotocopia. De esta manera tienes la posibilidad de ajustar, reformular o mejorar cada vez que se te ocurra.
La flexibilidad que esto da es liberadora. No hay nada escrito en piedra. No trazas un destino inflexible sino que manejas una radiografía de tus sueños en este momento.

Lo coloco en un lugar visible
Para inspirarte cada día con tu creación, coloca el afiche en algún lugar en el que lo veas todos los días.
Es genial pegarlo directamente encima de la cama para verlo tan pronto te despiertas, o en el armario.
La intención es que el afiche de la vida de mis sueños te recuerde constantemente en que poner tu atención en las cosas que te hacen vibrar.
Es insospechado todo lo que genera este ejercicio de autoestima.

Actividad de autoestima 5

Sorprender a tres personas

Mañana vas a decirles algo maravilloso a tres personas que no esperan nada de tú.
Ejemplo: “Sorprenderé a la persona que limpia la oficina diciéndole que hace un trabajo excelente y que sin su trabajo ese lugar no sería igual. A mi hija la abrazaré y le diré que la quiero, que deseo lo mejor para ella y que me disculpe por las veces que la he hecho sentirse mal, etc…”

Lo extraordinario de esta actividad es que en minutos logro elevar el nivel de vibración de quienes reciben mi aprecio, aunque lo más importante es el efecto que esto tiene en ti.

Actividad de autoestima 6

Describe nueve cosas que te gusta mucho hacer y te explicas las razones por las que te vas a permitir hacerlas más.

Ejemplo: “Me gusta muchísimo montar a caballo. Me lo voy a permitir más porque me hace sentir libre, disfruto el aire, el sol y la naturaleza, es un buen ejercicio, me relajo y olvido el mundanal ruido. Lo voy a hacer más porque me gusta, me da la gana y me lo merezco. Me gusta hacer yoga. Voy a inscribirme en un curso y trabajar con mi cuerpo. Me fortalece, me flexibiliza, me da un espacio de meditación, un encuentro conmigo mismo. Me gusta…etc. etc.”

Actividad de autoestima 7

Describe nueve momentos en que has realizado un sueño – pequeño o grande – y la emoción que sentiste al verlo realizado.

Ejemplo: “Cuando a mis 10 años ahorré durante seis meses para comprarme aquellas deportivas que estaban tan de moda. Recuerdo que se las mostraba a todos mis amigos en la escuela con orgullo. Me sentía completo, feliz, realizado. También recuerdo cuando me propuse hacer deporte para desarrollar mis músculos y sentirme en forma. Me sentía muy fuerte, saludable y atractivo….”
¿Puedo permitirme sentir esa emoción ahora, en este instante? ¿Puedo sentir esa energía y soñar algún sueño ahora por lo pronto algo pequeño y fácilmente alcanzable?

Actividad de autoestima 8

Dejar ir, soltar, aflojar, liberar.

Describe nueve momentos de tu vida en que dejaste ir algo y te sentiste liberado. La intención es que la sensación de libertad, de liviandad, de soltura la puedas recrear en este instante.

Ejemplo: “El momento en que dejé aquel trabajo bien remunerado, para recuperar mi paz, mi libertad y la flexibilidad de horarios. Sentí que solté un enorme peso que se me hacía cuesta arriba.
Asumí el control de mi vida. Otra experiencia fue cuando…”
Este ejercicio de autoestima te permite re-crear en el presente la sensación de libertad, de fortaleza interior y de desapego tan importante para elevar tu autoestima.
¿Puedo imaginar que soy capaz de liberarme de otras cosas que me atan o limitan en estos momentos de mi vida? ¿Puedo permitirme imaginar cómo me voy a sentir cuando suelte tal cosa?

Actividad de autoestima 9

Hablando con mi niño interior.

Vas a imaginar que puedes sentarte con mucha tranquilidad a hablar con el/la niñ@ que fuiste a los 2, 4 o 6 años.
Vas a darle mucho cariño, a escuchar sus hazañas y sus penas. Con paciencia y amor le vas a prestar toda tu atención.
L@ abrazas cuando te cuente sus congojas o frustraciones y l@ felicitas por sus logros. L@ estimulas a que te cuente lo que más le gusta. Reíros junt@s, ábrete a escuchar sus confidencias y prométele aprobación incondicional.
Dale mucho amor, haz que sienta esperanza, que confíe en que la vida puede ser maravillosa.
Dale seguridad, dile que es amad@ y que estarás siempre a su lado.
Es fundamental que tu aportación sea alegre, esperanzador, amoroso, con el único fin de que recupere la confianza y de fortalecerl@ y liberarl@.
Si logramos que nuestros niños interiores sanen algunas heridas y mejoren sus actitudes en algunos aspectos, estaremos trabajando por el bienestar de ambos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

¿Te ha gustado?

Compártelo en redes