Empieza el año nuevo y como cada año nos entusiasmamos y nos proponemos realizar nuevos cambios o nuevos hábitos, todos solemos hacerlo ya que los hábitos son importantes en nuestras vidas, desde que nos levantamos por la mañana y sin decidirlo mentalmente, ya realizamos una serie de cosas que son habituales e incorporadas a nuestra cotidianidad. Además la mayoría de las veces lo hacemos sin planificarlo, y sin darnos cuenta. Con esto os quiero decir que todos incorporamos a nuestras vidas muchos hábitos que nos hacen la vida más sencilla, más práctica, más feliz, así que sigamos
incorporándolos. En este post os propongo completarlo con un método distinto y con mucha conciencia.

Mi propuesta es “1 año 12 cambios”, yo también lo voy a practicar así que podemos seguirnos, compartir, proponer y ayudarnos.

Pero antes de nada….la gran pregunta; Cómo conseguir que una propuesta se convierta en hábito y no rendirnos en una semana?

Aquí os escribo unos consejillos para que eso no pase:

  • Realizar un solo hábito. Si queremos hacer o cambiar muchos hábitos en nuestra vida, lo más probable es que solo de pensarlo nos desmotivemos. Así que para que conseguir que una acción se convierta en hábito lo mejor es que elijamos sólo 1, y hasta que no la hagamos nuestra y sin pensar no empezaremos con otra.
  • Practicarlo durante 21 días. Dicen que un hábito se afirma en tu vida si lo haces al menos 21 días seguidos. Entonces, tendremos que ser fuertes durante los primeros días y no abandonar, y así a final de mes veremos que ya sale solo y sin pensar.
  • Inventarnos hábitos que nos gusten porque si no se convertirán en obligaciones y probablemente abandonaremos. Es importante sentirnos motivados y tener claro que de positivo nos va a aportar a nuestra vida y porqué queremos afianzarlo. El resto será ir disfrutando del camino.
  • Iniciar con algo sencillo y pequeño. Por ejemplo, realizarlo en unos pocos minutos al día y tratar de ser lo más consciente posible. Luego podemos ir aumentando el tiempo de dedicación si el hábito lo requiere. El pequeño cambio es, con diferencia, el método más eficaz para el cambio de hábitos.
  • Podemos hacerlo social. Es decir que nuestra pareja o amigos nos acompañen o compartirlo con ellos. Aunque si decides hacerlo solo o sola, también se lo puedes comunicar a los que te rodean y así confirmar que tu compromiso será más fuerte y, si decaes, seguro que alguien te dará un empujoncito.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

¿Te ha gustado?

Compártelo en redes